Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 8 noviembre 2012

Correr un Maratón

Es un Viernes 20 de abril de 2012 y mientras estoy comiendo a eso de las 15:00, leo en Twitter el siguiente mensaje de Iñaki Arrola (@arrola): “He buscado mucho y al final tengo dos dorsales para la #maratonmadrid y estoy autorizado a regalar uno”. De forma inmediata se me viene a la cabeza el sentimiento  que tuve el día anterior  en el que fui a buscar el dorsal para correr mi primera carrera de 10 km que se celebraba también ese mismo día. En el Pabellón donde se entregaban los dorsales, había una gran foto en la que se mostraban el recorrido de los 10km y el de la Maratón. ¡cómo me gustaría a mí ser capaz de correr una algún día!. Pero no. He hecho bien en apuntarme a la carrera “cortita”. Yo no aguanto tantos kms/horas corriendo, es un esfuerzo para el que no estoy preparado, llevo solo unos pocos meses entrenando… pero ¡ay! con qué ganas me quedo.

Y al día siguiente ese Tweet… Me pongo en contacto  con Iñaki (al que todavía no he podido conocer ni dar las gracias personalmente) y le pregunto si lo sigue teniendo. El tema se empieza a liar y me pongo a  googlear  “consejos maraton”. Después de algunas gestiones, llamadas, mails y tweets, unos minutos antes de cerrarse las inscripciones, el Sábado 21 a las 19:00 me presento en casa con mi flamante dorsal para correr la Maratón de Madrid, con una sensación de miedo tal que hasta mi propia mujer me pregunta si estoy al corriente de pago del seguro de vida… Quedan unas escasas 12 horas para la salida y el nivel de nervios es absolutamente incontrolable.

Domingo 22 de abril. El despertador estaba programado para las 06:30 pero no llega a sonar. A esa hora estaba despierto. No había pegado ojo en toda la noche. Me levanto e inmediatamente preparo  una buena ración de cereales con leche, ya que entre los consejos que había leído, aconsejaban desayunar como cualquier otro día pero hacerlo al menos 90 minutos antes del comienzo de la carrera. Tengo los dos dorsales: el de 10km y “el otro”. ¿estoy seguro de lo que voy a hacer?. Mejor no pensarlo mucho y me concentro en estudiar bien el recorrido. Hay un poco de cuesta al principio luego bajada, un pequeño tramo plano y unos 7km finales cuesta arriba que tienen muy mala pinta. Como no sé muy bien si voy a soportar todo el recorrido, decido marcarme un ritmo de carrera que sea muy bajo. Antes de salir de casa meto un par de euros en el bolsillo por si tengo que volver en metro a mitad del recorrido…

Salgo hacia la Plaza de Colón y me presento en los “corrales” de salida. El ambiente es brutal. Hay más de 20.000 corredores inscritos en esta edición y la empresa organizadora  la denomina la Rock  “n” Roll  Madrid Maratón, ya que la peculiaridad de la carrera es que a lo largo del recorrido han montado varios escenarios en los que hay grupos de música tocando, que por cierto me pusieron un montón las pilas!.

Comienza la carrera. Me pongo a la altura de los que tienen previsto terminar en 04:30, ya que el objetivo es terminar y la sensación en el arranque es de vértigo, como cuando te montas en una montaña rusa y piensas ¡esto ya no tiene marcha atrás!. Rodeado de miles de personas, empiezas caminando lento, no hay espacio para más, luego un poco más rápido y al cabo de unos cientos de metros empiezas ya a trotar, para posteriormente intentar encontrar un hueco para mantener el ritmo previsto. Comienzo a 6 minutos el kilómetro, un ritmo francamente lento, pero el objetivo es el objetivo.  Voy notando que soy capaz de incrementar el ritmo y lo voy haciendo poco a poco. Llegados los primeros 5 km, en la esquina del Bernabeu, se separan los que corren 10Km y los que vamos a por los 42, y se oye un grito de unos corredores a otros en forma de “despedida” al cual por supuesto me uno.

El ambiente alrededor de la carrera es simplemente genial. Bandas de Rock a todo lo largo del recorrido, mucha gente dando ánimos y una excelente organización en general (salvo los aseos portátiles cerrados….y la gente por supuesto haciendo las necesidades por todos lados). El día es precioso en Madrid y me siento genial. Llegan los primeros 21 km y la verdad es que llego  bastante fresco, ya que el ritmo que he seguido estaba por debajo de lo que realmente podía hacer. De hecho, al final consigo terminar los segundos 21Km en menos tiempo que los primeros. Una pequeña crisis en el km 32 que consigo superar y un tiempo neto 03:52:06. Una alegría al entrar en meta que no se me olvidará en la vida.

Anuncios

Read Full Post »